Caso de éxito Covid-19: Globalvia, actividad esencial en siete países

Caso de éxito Covid-19: Globalvia, actividad esencial en siete países

1 junio, 2020 por CTAIMA

Bienvenidos a esta nueva entrevista que realizamos en el marco de la iniciativa de Grupo CTAIMA compartiendo experiencias. Como sabéis, con esta iniciativa queremos aprender unos y otros sobre temas que afectan a toda la comunidad y seguidores del Grupo CTAIMA.

Hoy tenemos el placer de entrevistar a Carmen Arce Rodríguez, Responsable de Sistemas de Gestión de Globalvia.

Globalvia es la compañía líder mundial en la gestión de concesiones de infraestructura de transporte y gestiona 25 proyectos en siete países, incluyendo Estados Unidos. Están especializados en autopistas y ferrocarriles.

Carmen se incorporó a Globalvia en 2014 como Responsable de Sistemas de Gestión, posición desde la que lidera la gestión de procesos asociada al Sistema Integrado de Gestión en Calidad, Medio Ambiente, Seguridad y Salud en el Trabajo, Cumplimiento normativo, Continuidad de negocio y Eficiencia energética y otros estándares asociados. Durante su periodo en Globalvia, Carmen ha llevado a cabo la implementación de la estrategia de gestión del conocimiento de la compañía, incluyendo el desarrollo de comunidades de práctica y otras iniciativas. A su vez, es Responsable de la gestión del cambio para el seguimiento de las iniciativas de integración de nuevas adquisiciones.

Carmen es licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Oviedo, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales y Máster en Gestión de Calidad, Medio Ambiente y Auditoría. Además, cuenta con 15 años de experiencia en posiciones similares, desarrollando proyectos tanto de ámbito nacional como internacional en diversos sectores.

Buenos días, Carmen, para agradecerte que estés hoy con nosotros compartiendo tu experiencia en relación con la coordinación de actividades empresariales durante la crisis Covid-19 y la vuelta a la actividad.

Respecto a la nueva situación Covid-19 y post Covid-19, nos gustaría conocer si vuestra gestión de contratistas ha variado y cómo lo ha hecho respecto a las cuatro grandes áreas de la CAE.

Como bien adelantabas en la presentación, GLOBALVIA es una empresa dedicada a la gestión de concesiones de infraestructuras de transporte, concretamente autopistas y ferrocarriles, y esto nos convierte en un servicio esencial.

Entonces, en lo que se refiere a coordinación de actividades empresariales, el proceso de gestión de contratistas como tal no ha variado demasiado. En GLOBALVIA tenemos implantado desde hace ya muchos años, como comentaba, un sistema integrado de gestión.

Por lo que todas las sistemáticas están definidas y alimentadas y además nos apoyamos en diferentes herramientas que nos ayudan también en el día a día. Una de estas herramientas, de hecho, es CTAIMA CAE, que hemos implantado en 15 sociedades distribuidas en cinco países. Además, también tenemos otro tipo de herramientas específicas para la identificación y evaluación de requisitos legales de forma continua.

Con esta base, ¿qué es lo que hemos hecho antes ante la emergencia sanitaria? Hemos creado protocolos de prevención y de actuación específicos y los hemos ajustado tanto a los requisitos legales que iban surgiendo en los diferentes países en los que estamos presentes, como a las recomendaciones y buenas prácticas que se iban emitiendo los organismos oficiales. Todo esto lo hemos implementado en CTAIMA CAE y así hemos llegado a todos nuestros contratistas y subcontratistas.

¿Cómo habéis redefinido el deber de vigilancia de la CAE durante la crisis por el COVID-19?

Hemos actuado de forma muy similar. Hemos hecho extensivas las inspecciones en terreno que teníamos implantadas, pero llevándolas a aspectos relacionados con estos protocolos que como te comentaba, hemos verificado que los trabajadores en terreno conocen las medidas a aplicar, disponen de los equipos de protección necesarios que los emplean correctamente. Una serie de controles específicos para esta situación.

A nivel de control documental es el que veníamos manteniendo tanto antes como durante la ejecución de los trabajos. Pero lo hemos reforzado para cubrir las necesidades específicas asociadas al Covid-19.

Entonces, Carmen, ¿Cómo ha afectado la crisis del Covid-19 a la subcontratación de servicios en tu empresa? ¿Habéis utilizado los trabajos para restringir o reducir de alguna manera la entrada de contratistas?

Bueno, en cierto modo hemos tenido que adaptar la oferta de nuestros servicios a la demanda. Todo va sobre la misma base que comentábamos, que somos un servicio esencial en esta crisis. ¿Qué nos ha supuesto? Ante todo dar una respuesta rápida y eficaz:

  • En el caso de trabajos que no eran imprescindibles, se ha valorado realizarlos más adelante.
  • Nos hemos apoyado en colaboradores recurrentes, con trabajos que ya estaban asignados, que conocen nuestras instalaciones muy bien, de mucho tiempo.
  • También se han optimizado jornadas de los contratistas haciendo jornadas continuas.
  • En la medida que era posible, se ha optado por gestión telefónica, videollamadas.

Así que sí que ha habido cierta adaptación, como es lógico en esta situación. Digamos que hemos puesto todas las medidas, tanto organizativas como a nivel de instalaciones, para para garantizar el funcionamiento de nuestros activos, pero siempre atendiendo a la protección de todos los trabajadores, tanto nuestros trabajos, como en nuestros propios trabajadores; colaboradores externos, proveedores, subcontratistas…toda la cadena.

Y ya más a nivel personal. ¿Cómo has vivido Carmen esta situación de gestión de crisis sanitaria desde un punto de vista más profesional?

Pues la verdad es que no hay duda de que ha sido un cambio y además muy rápido. Ha llegado de repente muy rápido y nos ha pillado a todos un poco por sorpresa.

En cualquier caso, en GLOBALVIA contamos con procedimientos de gestión, de crisis y de continuidad de negocio implantados desde hace tiempo, y esto nos ha permitido actuar de una forma muy rápida y ágil.

Por ello, desde del inicio de las recomendaciones de confinamiento que ha habido en cada país en los que estamos presentes el personal de oficina estamos trabajando en remoto. También hay un punto a destacar en nuestro caso que, debido a la distribución geográfica de todas nuestras infraestructuras, estamos muy acostumbrados a desplazarnos de un país a otro, a una de nuestras concesiones y a trabajar en remoto. Ya contábamos con herramientas que han hecho posible este cambio al teletrabajo. Cambiamos al teletrabajo de un día para otro y obviamente, esto yo creo que ha sido imprescindible para poder trabajar al cien por cien desde el primer día.

Perfecto, estabais preparados. Entonces, ¿Cuál dirías que ha sido el mayor reto para ti y qué consejo darías a otras empresas similares a la tuya que puedan estar afrontando esta misma problemática?

Pues yo creo que, sin duda, destacaría la capacidad de resiliencia de las personas, algo que creo que ha quedado demostrado en estas últimas semanas y meses. Hablando de retos…  al final el reto es el que se nos plantea a partir de ahora, ver qué oportunidades de cambio y de transformación nos está enseñando esta crisis general en todos los sectores, en nuestro país, a nivel internacional.

También es un análisis que tendremos que hacer y para mí ese es el reto a partir de ahora: crear y adaptarnos a la nueva normalidad. La nueva situación, ver qué oportunidades nos ofrece para muchos profesionales y sobre todo los de la salud laboral.

Esta situación límite ha sido un antes y un después. ¿Qué aprendizaje sacas tú de esta situación crítica y de cómo las gestionado tanto tú como tu equipo? ¿Y cómo ves la gestión futura de visitas, proveedores y contratistas en tu empresa?

Bueno, pues yo creo que sí, que hemos aprendido mucho de esta situación, sobre todo el personal que ha estado en primera línea: nosotros en GLOBALVIA que tenemos personal en terreno para que todas las operaciones garanticen el transporte de personal, de médicos, de personal sanitario…

Creo que lo hemos vivido muy de cerca y creo que el cambio es que el reto, está ahí. Parecía que nunca íbamos a tener una situación como esta. Ha llegado y creo que hemos sabido gestionarla lo mejor posible. El trabajo para seguir es bueno, pues creo que el reto está superado y el consejo es que podemos dar es lo mucho que nos ha ayudado tener ya mecanismos previamente implementados.

Porque al final lo que hemos hecho es hacerlos extensivos en esta situación nueva para todos. Pero cuando ya tienes unas herramientas o unos procedimientos, al final siempre te resulta más fácil hacerlo extensivo a otros, a otros ámbitos, como ha sido el caso.

A modo resumen destacaría dos puntos que pueden ayudar a otras empresas en esta misma situación dar esa importancia a tener sistemas de gestión ya implantados con metodologías definidas, como puede ser la de la coordinación de actividades empresariales. Como bien comentabas, junto con tener unos procedimientos de continuidad de negocio,  son los que os han permitido actuar de una manera muy rápida ante esta crisis que uno que no era previsible, pero nos ha permitido adaptarnos de la manera más rápida posible.

Muchas gracias, Carmen por todas tus aportaciones. Ha sido un verdadero placer. Muchísimas gracias por compartir tu experiencia con la comunidad CTAIMA. Estoy convencida de que arrojará luz a este nuevo camino por recorrer juntos.

Muchas gracias a vosotros. Hasta pronto.

Etiquetas:
Categorías: Blog